La soledad del otoño

Re: La soledad del otoño

Notapor sectario el Vie Dic 18, 2009 5:03 pm

Jon,

Comienza a preocuparme. Espero que esa presencia que en ocasiones nota, la perciba únicamente después de realizar importantes esfuerzos físicos (como la nombrada ascensión a la cumbre, o tras largas caminatas por la montaña). No soy médico, pero soy consciente que un esfuerzo físico considerable, en especial si no está acostumbrado, puede afectar a nuestra percepción momentaneamente. Mareos son un efecto común, y nauseas o ver pequeñas luces como estrellas también son usuales. Si esa presencia sólo puede sentirla tras dichos esfuerzo, le aconsejo fervientemente que vaya a ver un médico. Quizás tengas alguna dolencia del corazón. Que yo recuerde no ha sufrido asma, pero es posible que tengas problemas de respiración.

Le ruego que descanse, disfrute de su vida en familia y los paisajes. Pero no se esfuerce, ni física ni mentalmente. Pediré consejo a alguno de estos recién llegados de la ciudad. Supongo que alguno de estos cerebritos tendrán importantes conocimientos de medicina.


He dudado en enviarte o no una fotografía de los restos que han encontrado. Para mi sorpresa resulta que sólo han encontrado unos pocos restos. Yo esperaba que fuera algún cadáver o algo más grande. Por lo visto ha sido un hallazgo importante, a pesar de los pocos fragmentos. Según he oído lo consideran un paso intermedio entre los hombres actuales y los grandes monos (desde chimpances hasta gorilas). Me han tenido que decir el nombre varias veces para poder escribirlo Pierolapithecus catalaunicus, espero no haber cometido demasiados errores en ese galimatías de letras que tiene por nombre.

Imagen

Espero poder enviar una misiva pronto, en cuanto pueda consultar sobre esas luces o presencia que siente.

Siempre suyo,
Marco
Registro en sectarios.org: Enviame un correo a marcoa.ramirez arroba gmail.com
Leyendo... Ratas en las paredes
Avatar de Usuario
sectario
Cordura 0 Mitos Cthulhu 25
 
Mensajes: 9591
Registrado: Lun Oct 22, 2007 8:54 pm
Ubicación: Observando los Mi-go de Montserrat.

Re: La soledad del otoño

Notapor Herbert West el Lun Ene 04, 2010 5:43 pm

La Coruña 4 de Enero de 1923

Estimado Sr. Marco Ramírez, espero sepa disculpar mi intromisión en las epístolas enviadas a nuestro común amigo el Sr. Jon Martikorena, pero creo necesario confirmarle ciertos puntos respecto a la salud de éste.
A petición de la esposa de nuestro saludable contertulio se me citó para revisar y confirmar el estado de salud del mismo. Debo decir que pocas veces he visto una complexión tan robusta y adaptada a la humedad que sufrimos aquí en el Norte.
He visto a fornidos zagales caer presa de la miasma neblinosa que en otoño e invierno atenaza nuestras costas, y he atendido a adultos en la cuarentena a los que el abrazo axfisiante del asma había convertido en ancianos antes de tiempo.

Por todo ello debo indicarle que; gracias al buen Dios que nos cobija; la salud física de nuestro amigo es de todo inmejorable.
Quiero no obstante hacer hincapié en lo de "salud física", porque también he realizado algunas pruebas referentes a su coherencia emocional.
Entiendo que usted es conocedor de las teorías del Dr. Carl Gustav Jung, y su búsqueda etérea a través de la ensoñación diurna y los anhelos que todo ser humano lleva en su interior.
Como sabrá, segun Jung, existen varios métodos aceptados socialmente en nuestros dias para abrir la consciencia a nuevas y sorprendentes realidades que de otra forma no advertiríamos a nuestro alrededor.
Pues bien, he realizado algunas pruebas al respecto y me he percatado de que nuestro buen amigo es capáz de 'vislumbrar'; eso sí, fugazmente; esas otras realidades. Si no fuera así sería muy difícil explicar algunos de los hechos acaecidos antes y durante mi visita a su hogar.

Quizás ha oído hablar de mí; aunque son muchas las lenguas envidiosas dentro de la medicina ortodoxa que me tildan de loco o insano; si es así le pido que antes de dejarse llevar por esas habladurías de tertulia victoriana, me escuche y se forje su propia opinión al respecto.

Llevo muchos años intentado descubrir la oscura relación entre la muerte y la vida, y en lo referente a nuestro amigo le puedo confirmar que su 'sensibilidad' le está acercando; en vida; al otro lado...

Ahora debo dejarle, mi tren ha llegado a la estación y debo hacer un transbordo para dirigirme a una destartalada consulta médica localizada en el Finisterrae de la costa gallega, solo respóndame lo antes posible para conocer si he captado o no su interés y si estaría de acuerdo en iniciar conmigo una revisión del caso de nuestro amigo desde una perspectiva médica algo más heterodoxa para descubrir el orígen de sus recientes males.

Se despide con un saludo,
Dr. Herbert West
"¡Maldita sea, no estaba bastante fresco!" (Herbert West, Reanimador, H.P.Lovecraft)
Avatar de Usuario
Herbert West
Cordura 60
Cordura 60
 
Mensajes: 127
Registrado: Vie Ene 18, 2008 7:37 pm
Ubicación: A Coruña

Re: La soledad del otoño

Notapor sectario el Mié Ene 06, 2010 8:20 pm

A la atención de la Sra. de Jon Martikorena

Ruego disculpe que un desconocido se ponga en contacto con usted por carta. Soy un amigo de su marido, Jon Martikorena. Llevo algún tiempo intercambiando cartas sobre temas diversos, desde paisajes hasta inquietudes de la mente.

Me pongo en contacto con usted ya que en las últimas misivas he observado un cambio en sus cartas que ha comenzado a preocuparme. Me ha comentado en varias ocasiones sobre presencia que puede notar, extrañas luces que sólo el puede ver y extraños sueños que le privan del merecido descanso de la noche. Este cambio lo he observado una vez comenzó la lectura de un viejo libro en frances llamado Tableau de L´Inconsistance des Mauvais Anges . Se que puede parecer extraño que reciba una carta como la mía de un desconocido.

Le solicito que intente evitar que su marido, y amigo mio, Jon siga teniendo acceso a este libro. Algo malsano parece estar sucediendole desde que comenzó la traducción de ese libro. El Dr. West, que ha revisado la salud de Jon, considera que Jon puede estar aumentando su sensibilidad al mundo de los espíritus, lo que explicaría porqué puede ver o sentir cosas que nadie cercano a él pueda detectar.

Se que puede parecer una petición extraña, pero le ruego que piense en lo poco que se arriesga y lo mucho que puede haber en juego.

Su servidor,
Marco Ramirez.
Registro en sectarios.org: Enviame un correo a marcoa.ramirez arroba gmail.com
Leyendo... Ratas en las paredes
Avatar de Usuario
sectario
Cordura 0 Mitos Cthulhu 25
 
Mensajes: 9591
Registrado: Lun Oct 22, 2007 8:54 pm
Ubicación: Observando los Mi-go de Montserrat.

Re: La soledad del otoño

Notapor sectario el Mié Ene 06, 2010 8:52 pm

A la atención del Dr. West.

Su carta no ha hecho más que aumentar mi preocupación por la salud de Jon. Pocas veces recibir oir de un médico que la salud -física- de una persona es inmejorable debe haber traido tan nefastas consecuencias. Si existe un Dios, que no lo dudo, es de esperar que los hombres tengan almas dadas por él. No me extraña que alguna alma no pueda continuar con su camino una vez liberada del cuerpo. Incluso puedo aceptar que algunas personas tengan facilidades para sentir estas presencias, o comunicarse con ellas. Normalmente estas personas son llamadas santas.

Pero que Jon sea una de estas personas es algo que me cuesta de aceptar, aunque sus últimas misivas dan a pie a aceptar sus conclusiones. Me es preocupante que Jon sea influenciado por presencias, que tema las reacciones de estas "presencias" a sus propias acciones (como ya comentó mientras escribía una carta), y que tenga problemas para distinguir nuestro mundo de esa otra realidad (¿el mundo de los muertos?) es algo extremadamente preocupante.

Todo esto comenzó una vez Jon inició la traducción de un antiguo libro en francés. Puede ser coincidencia, pero como decimos en el campo "Donde hay avispas, se esconde el avispero". Le he enviado una carta ala Sra. de Jon, espero no haber sido demasiado atrevido (le añado una copia de la carta). Le solicito a la esposa de Jon que retire del alcance de su marido este libro.


Respecto a su fama, no se preocupe. Vivo en un pequeño pueblo, y muchas noticias llegan gracias al boca a boca. Y aunque este medio es incansable para recorrer kilómetros, es poco dado a mantener una fidelidad a la realidad. Sin duda, lo que ha llegado a mis oídos sobre su fama es totalmente falsa. Creame que es muy improbable, casi imposible, que la mitad de lo que he oído sea cierto.

Atte,
Registro en sectarios.org: Enviame un correo a marcoa.ramirez arroba gmail.com
Leyendo... Ratas en las paredes
Avatar de Usuario
sectario
Cordura 0 Mitos Cthulhu 25
 
Mensajes: 9591
Registrado: Lun Oct 22, 2007 8:54 pm
Ubicación: Observando los Mi-go de Montserrat.

Re: La soledad del otoño

Notapor Herbert West el Jue Ene 07, 2010 10:59 am

La Coruña 7 de Enero de 1924

A la atención del Sr. Ramírez,

Veo que, como yo, es de la opinión de mantener bajo vigilancia las acciones de nuestro común amigo.
Si bien en ningún momento se me fue permitido ojear el libro que usted cita, es bien sabido que la obra; fechada en 1612 y rubricada por el enconado inquisidor francés Pierre de Lancre; oculta, bajo su dramática imágen de la brujería en la tierras de Francia, una segunda lectura no menos terrible.
Ese libro, al que usted se refiere, se conoce en el círculo médico debido a los problemas que su lectura ha ocasionado a innumerables inocentes que se han dejado llevar por sus tétricos y descriptivos párrafos. De hecho, en algunos círculos ocultistas; a los que ni usted ni yo podemos dar más credibilidad que la del dislate para embaucar a pobres desdichados sin voluntad; se opina que el malhadado de Lancre no era sino un brujo que aprovechaba su posición como jurista para dar rienda suelta a sus más depravadas pasiones y sacrificar; utilizando el derecho canónico como arma; a mujeres, en la plenitud de su vida, a oscuros dioses ancestrales. Se dice también que fue precisamente en esa obra que usted cita, dónde escribió entre líneas las invocaciones que realizaba para conseguir los favores económicos y de posición que le permitieron disfrutar de una vida de lujo y desenfreno e incluso contraer matrimonio con la sobrina-nieta del famoso Michel de Montaigne. Es seguro que usted ya conocía toda esta información, de ahí que no me sorprenda en absoluto su sincera preocupación.

Por todo ello me he dirigido de nuevo a la casa de nuestro común amigo y debo decirle que no me ha sido permitido entrar en ella. Su esposa; según me dijo su nueva ama de llaves; había bajado a la ciudad y estaría fuera varias horas. A pesar de utilizar mi posición como médico para presionar a la susodicha mujer, ésta no cedió en su negativa, ni siquiera cuando le expliqué la amistad que me une con el dueño de la casa que ella guarda. Me llamó la atención una medalla que ésta llevaba colgando del cuello, un símbolo que recuerdo haber visto en algún sitio pero que mi memoria aún no sitúa. Ahora voy de camino de vuelta en tren y el traqueteo de estos vehículos modernos no me deja utilizar bien mi pluma, pero en cuanto llegue a mi destino le enviaré una misiva con el dibujo del símbolo en cuestión.

Mi preocupación se incrementa con este último suceso y empiezo a temer por la vida de la esposa de nuestro amigo y por el alma de éste.

Cortesmente,
Dr. Herbert West.
Avatar de Usuario
Herbert West
Cordura 60
Cordura 60
 
Mensajes: 127
Registrado: Vie Ene 18, 2008 7:37 pm
Ubicación: A Coruña

Re: La soledad del otoño

Notapor Herbert West el Vie Ene 08, 2010 9:57 am

La Coruña 8 de Enero de 1924.

Estimado Marco, le ruego disculpe mi tardanza pero las intensas nieves de estos días motivaron el retraso en la llegada de mi tren. No obstante con urgencia le remito esta misiva para que observe el símbolo al que refería. Mi dibujo no es muy bueno pero creo que quizás usted pueda arrojar alguna luz al respecto.

Imagen

Como le digo, mi memoria recuerda este símbolo, pero no puedo situar dónde lo he visto, aunque estoy examinando mis antiguos tratados de medicina por si se encuentra alguna referencia en ellos.
Espero que esto nos encamine en la dirección adecuada para ayudar a nuestro común amigo.

Suyo,
Dr. Herbert West
"¡Maldita sea, no estaba bastante fresco!" (Herbert West, Reanimador, H.P.Lovecraft)
Avatar de Usuario
Herbert West
Cordura 60
Cordura 60
 
Mensajes: 127
Registrado: Vie Ene 18, 2008 7:37 pm
Ubicación: A Coruña

Re: La soledad del otoño

Notapor LIGHTHOUSEOFPAIN el Vie Ene 15, 2010 2:53 pm

Señor Marco Ramírez:

En virtud de la amistad que nos une, y que usted invoca en una de sus cartas hacia mi esposa, no entiendo como es capaz de pedirle semejante estupidez, como que me impida tener acceso a la lectura, uno de mis pasatiempos mas habituales, junto con el montañismo. Mi aficion a los temas historicos de mi pais no debe ser confundida con ningun tipo de brujeria, ni cosa semejante; pero mi profundo interes por el pasado historico no me permite pasar por alto nada de lo que ha ocurrido en nuestro pasado, y he de decir que gracias a ese libro, estoy teniendo una vision más EXACTA de las cosas que han ocurrido de lo que usted pueda nunca llegar a imaginar.

Le ruego que no envie a mas doctores a mi casa, puesto que no necesito de ningun medico que esté entre nosotros. Ella es capaz de darme la vida, y también puede ser capaz de quitársela a USTED .

La lectura del libro que usted quiere evitar que lea me ha abierto los ojos a epocas y momentos del pasado que difieren con mucho de los libros de historia que leemos y conocemos, a nuestro pasado PREHISTORICO, espero que sea capaz de entender la dimensión que esto puede alcanzar.
El pasado, el poder y la existencia de antiguos dioses más viejos que el hebreo que murio en la cruz. Mas viejos incluso que el dios Pan, dioses que son adorados en los bosques y que adquieren diversas formas para relacionarse entre nosotros., formas que nos pueden resultar familiares o medianamente aceptables, puesto que su forma primigenia nos volvería locos.

¿que crees que hay en comun entre los abismos que separan al dios Pan y la Cabra Negra de los akelarres? El Aker Beltz, el señor del prado del diablo, no es EL es ELLA...LA MADRE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Tengalo muy en cuenta cuando vaya al bosque, puesto que en los susurros del bosque podra oir sus advertencias.

JON
LIGHTHOUSEOFPAIN
Cordura 60
Cordura 60
 
Mensajes: 147
Registrado: Sab Mar 28, 2009 12:46 pm

Re: La soledad del otoño

Notapor sectario el Lun Ene 18, 2010 7:07 pm

Dr. Herbert West,

Gracias por toda la información que incluía en su última misiva,era totalmente nueva para mi. No es necesario decir que aumenta mi preocupación por mi amigo en la distancia Jon.

El signo que ha dibujado me es totalmente desconocido, pero el azar ha jugado en nuestro favor. Desde hace algún tiempo he comenzado a ayudar en las excavaciones los sábados, y en las horas de más sol o cuando llueve descansamos bajo cubierto. En uno de esos descansos estaba leyendo una vez más su última carta, con ese raro dibujo, cuando un estudiante pasó tras mio. Cual fue mi sorpresa cuando dijo "bonito trisquel" . Creo que la cara que puse de sorpresa le tuvo que asustar, ya que inmediantamente me pidió disculpas por mirar de soslayo la carta. Obviamente no tardé en comenzar un interrogatorio, por fortuna el estudiante (de nombre Joel) parecía feliz de hacer una demostración de sus conocimientos.

El símbolo dibujado por lo visto es conocido como "trisquel" y comúnmente se asocia a los celtas. Digo comúnmente porque Joel me indicó que existen registros neolíticos con ese símbolo (o similares). Se asocia con el pasado/presente/futuro, con la Santa Trinidad, la unión cuerpo/mente/espíritu o inclusive con los tres elementos (agua, fuego y aire). Parece que se ha asociado durante la historia con casi cualquier cosa que esté relacionado con el número tres.

Lo que más me preocupa es la relación, ¿casual?, de un posible origen prehistórico del símbolo y la idea del Sr. LIGHTHOUSEOFPAIN de que puede llegar a descubrir la prehistoria a través de ese libro.

Carta de LIGHTHOUSEOFPAIN escribió:Señor Marco Ramírez:

En virtud de la amistad que nos une, y que usted invoca en una de sus cartas hacia mi esposa, no entiendo como es capaz de pedirle semejante estupidez, como que me impida tener acceso a la lectura, uno de mis pasatiempos mas habituales, junto con el montañismo. Mi afición a los temas históricos de mi país no debe ser confundida con ningún tipo de brujería, ni cosa semejante; pero mi profundo interés por el pasado histórico no me permite pasar por alto nada de lo que ha ocurrido en nuestro pasado, y he de decir que gracias a ese libro, estoy teniendo una visión más EXACTA de las cosas que han ocurrido de lo que usted pueda nunca llegar a imaginar.

Le ruego que no envié a mas doctores a mi casa, puesto que no necesito de ningún medico que esté entre nosotros. Ella es capaz de darme la vida, y también puede ser capaz de quitársela a USTED .

La lectura del libro que usted quiere evitar que lea me ha abierto los ojos a épocas y momentos del pasado que difieren con mucho de los libros de historia que leemos y conocemos, a nuestro pasado PREHISTORICO, espero que sea capaz de entender la dimensión que esto puede alcanzar.
El pasado, el poder y la existencia de antiguos dioses más viejos que el hebreo que murio en la cruz. Mas viejos incluso que el dios Pan, dioses que son adorados en los bosques y que adquieren diversas formas para relacionarse entre nosotros., formas que nos pueden resultar familiares o medianamente aceptables, puesto que su forma primigenia nos volvería locos.

¿que crees que hay en comun entre los abismos que separan al dios Pan y la Cabra Negra de los akelarres? El Aker Beltz, el señor del prado del diablo, no es EL es ELLA...LA MADRE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Tengalo muy en cuenta cuando vaya al bosque, puesto que en los susurros del bosque podra oir sus advertencias.

JON


Como puede observar su mente se encuentran nublada. Ya no hay duda que ese libro está carcomiendole desde dentro. La carta comienza de forma ordenada, pero acaba siendo un sin fin de frases sin sentido. Desde la amenaza de quitarme la vida, hasta afirmación que contacta con una entidad; a la que describe como una diosa más antigua que Nuestro Señor.

Se que puede extrañarle la idea, pero creo que quizás sea necesario conseguir ese libro por la fuerza. No creo que la razón y la lógica puedan servir ya con el Sr. LIGHTHOUSEOFPAIN. Lamento hacerle esta consulta, ¿conoce a algunas personas fornidas que estén dispuestas a realizar un trabajo no del todo legal? o tal vez ¿tiene suficiente intimidad con algún celador de buen físico?. Por la carta no hay duda que los bosques tienen una gran influencia en el Sr. LIGHTHOUSEOFPAIN. Quizás pueda prepararse una emboscada en una de sus salidas, seguro que lleva el libro en esos momentos. Si es necesario puede enviarle mis ahorros. Mi retribución el poca, pero menores son mis gastos con lo que siempre he podido ir ahorrando mes a mes.

Por ahora voy a responder la carta (a continuación el incluyo una copia). Haré como si no me hubiese preocupado por la última misiva recibida. Intentaré sonsacavarle algo de información, espero que sea fructífero.

Atte,
Marco Ant. Ramirez.
Registro en sectarios.org: Enviame un correo a marcoa.ramirez arroba gmail.com
Leyendo... Ratas en las paredes
Avatar de Usuario
sectario
Cordura 0 Mitos Cthulhu 25
 
Mensajes: 9591
Registrado: Lun Oct 22, 2007 8:54 pm
Ubicación: Observando los Mi-go de Montserrat.

Re: La soledad del otoño

Notapor sectario el Lun Ene 18, 2010 7:18 pm

A la atención de Sr. LIGHTHOUSEOFPAIN,

Por un momento me ha asustado su última misiva, suerte que no he tardado en recordar sus saltos de humor.

Es verdad, muchas veces escucho susurros en el bosque. Como todo aquel que disfruta del contacto con la naturaleza, una vez se ha adentrado lo suficiente en el bosque y no se puede escuchar ningún ruido de lo que llamamos civilización, la naturaleza parece cobrar vida. El viento que mece las ramas, la humedad que transporta el olor de la tierra, las zonas de luz y sombra que parecen perseguirse. Toda la naturaleza parece viva, y en ocasiones expectante. Es como si quisiera saber que motivos tiene ese extraño para perturbarla.

He escuchado de ocasiones en los que personas han creído ver ninfas o hadas en esos momentos. Aunque yo no he tenido esa suerte, o desgracia según se mire. Nunca le he preguntado si ha tenido esas sensaciones en uno de sus caminatas por los bosques (que creo que allí son más frondosos y densos que los mediterraneos).

En mi caso, el dejar perderme por la naturaleza lo suelo realizar el domingo. ¿Usted tiene alguna preferencia?. Yo suelo hacerlo los domingos, ya que es más difícil encontrarse con alguien, y aprecio la soledad y tranquilidad. En ocasiones es normal reusar la compañía humana, seguro que me entiende. Por otra parte, mi lugar preferido es un bosque de pinos, quizás sean centenarios, que hay en la cercana Montserrat. ¿Tiene algún lugar preferido?.

Su siempre amigo
Marco Ant. Ramirez.
Registro en sectarios.org: Enviame un correo a marcoa.ramirez arroba gmail.com
Leyendo... Ratas en las paredes
Avatar de Usuario
sectario
Cordura 0 Mitos Cthulhu 25
 
Mensajes: 9591
Registrado: Lun Oct 22, 2007 8:54 pm
Ubicación: Observando los Mi-go de Montserrat.

Re: La soledad del otoño

Notapor Herbert West el Mar Ene 19, 2010 3:26 pm

La Coruña a 19 de Enero de 1924.

Estimado amigo Marco,

Tengo buenas y malas nuevas con respecto a nuestras suposiciones.

Como le dije he seguido investigando el peculiar "trisquel" que reconocí en el colgante de la nueva ama de llaves de nuestro común amigo, eso; junto con las aclaraciones que usted me ha dado en su última carta; me ha permitido comenzar a atar cabos.
Usando como hilo conductor la prehistoria, el trisquel y los tres elementos que usted cita he hallado un pasaje en un antiguo tratado de antropología, que recoge ese mismo símbolo y recurre a los mismos argumentos para hablar de un dios antiguo y primigenio que ya era anciano en la prehistoria de nuestra era. El glifo que representa el símbolo del trisquel con tres piernas, parece provenir del ancestral culto a Eibon. Por lo visto éste se remonta a épocas muy antiguas, y junto a él se reproducen historias relacionadas con la Atlántida e Hiperbórea. Como recordará, ésta civilización nórdica vivió su apogeo durante el Pleistoceno hace casi dos millones de años. Este símbolo en concreto está ligado a la adoración de Tsathoggua, antiguamente representado como un sapo gigante siempre vinculado a la naturaleza, y cuyo culto se ha seguido hasta la Edad Media en algunos bosques de la vecina Francia.
Desconozco aún la maldad que puede encerrar ese símbolo, aunque me temo que, viniendo de tan antiguo, la línea entre lo bueno y lo malo se difumina en el tiempo. En cualquier caso toda esta información me preocupa más si cabe puesto que explica las divagaciones a las que se está viendo sometida la mente de nuestro amigo.

Por otro lado, las buenas noticias radican en que un pescatero que en itinerancia suministra viandas al pueblo de nuestro amigo, me ha confirmado que ha visto a la esposa de éste la pasada semana. Si bien estaba algo demacrada y su aspecto parecía triste, al menos esta viva... por ahora.

Al mismo tiempo querría indicarle que; en respuesta a su propuesta de "trasladar" a nuestro amigo a un lugar de reposo seguro; cuento con la ayuda de varios ciudadanos de mi localidad que me prestarían ayuda sin dudarlo. Son marineros de esta zona, robustos y aguerridos que me deben algunos favores, ya sabe, mi deber de médico está por encima de la posibilidad o no de cobrar honorarios, y los lugareños siempre son agradecidos con aquellos que no miran el pecunio sobremanera y que, como yo, no dudan en llevar a cabo lo que sea necesario en un momento dado de dolor y enfermedad para salvar a sus seres queridos.

Continuaré profundizando en esta línea de investigación y veré que más podemos descubrir sobre el mal que aqueja a nuestro amigo. No dude en informarme de las novedades que tenga respecto a la posibilidad de "protegerlo" y trasladarlo a un lugar debidamente aislado para su bien y el de los suyos, así como de toda la información que pueda usted recopilar para el buen desenlace de nuestra misión e investigación al respecto.

Esperando prontas noticias suyas le envío un sincero saludo,
Dr. Herbert West.
"¡Maldita sea, no estaba bastante fresco!" (Herbert West, Reanimador, H.P.Lovecraft)
Avatar de Usuario
Herbert West
Cordura 60
Cordura 60
 
Mensajes: 127
Registrado: Vie Ene 18, 2008 7:37 pm
Ubicación: A Coruña

AnteriorSiguiente

Volver a De Profundis

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado