En las Montañas de la Locura

De Wiki Cthulhu juego de Rol

Detalle
Título: En las Montañas de la Locura
Título original: At the Mountains of Madness
Autor: Howard Phillips Lovecraft
Fecha creación: Febrero-Marzo 1931
Fecha publicación Febrero, Marzo Abril 1936
Primera publicación Astounding Stories
Colaboradores: No

Tabla de contenidos

Primer párrafo

Me veo obligado a hablar, pues los hombres de ciencia han rehusado seguir mi consejo sin saber por qué. Expondré, contra mis deseos, las razones por las que me opongo a ese proyecto de invadir las tierras antárticas en busca de fósiles y de horadar y fundir las antiguas capas de hielo. Y me resisto sobre todo a hablar porque sé que mis advertencias serán inútiles.

Resumen (contiene spoilers)

La historia está escrita en la primera persona de William Dyer, un geólogo profesor de la Universidad de Miskatonic. En el relato escribe para revelar unos secretos que han permanecidos ocultos hasta ahora, con la esperanza de disuadir la planificación de una expedición a la Antártida (La Expedición Starkweather-Moore). En la expedición anterior un grupo de académicos dirigido por Dyer descubrió unas ruinas tan terroríficas como fantásticas, y el secreto que hay más allá de una cadena de montañas más alta que el Himalaya. El grupo descubrió esta cordillera, y encontró 14 especímenes de una forma de vida totalmente desconocidas para la ciencia, imposible de clasificar ni siquiera como vegetal o animal. Seis de estos especímenes estaban dañados, pero los otros estaban misteriosamente indemnes. Sus características altamente evolucionadas proporcionaban unos interrogantes, el estrato en el que se encontraban indican un punto de la escala de tiempo geológico demasiado pronto para tales características. Debido a las similitudes con criaturas de los mitos mencionados en el Necronomicón son llamado Antiguos.

Cuando la expedición principal pierde el contacto con esta partida, Dyer y el resto de compañeros de expedición se dirigen a esta base a investigar. La base está devastada, los hombres y los perros aparecen muertos, aunque uno de cada queda desaparecido. Cerca de la base se encuentran seis montículos en la nieve en forma de estrella, y un Antiguo bajo cada montículo. Los especímenes mejor conservados han desaparecido, y uno de los hombres y uno de los perros muestran señales de haber sido diseccionados. Dyer decide sellar la zona de donde se consiguieron los especímenes.

Dyer y un estudiante graduado llamado Danforth vuelan en aeroplano sobre las montañas, descubriendo las colinas de las montañas son una ciudad enorme formada por cubos y conos, con una arquitectura totalmente diferente a cualquier arquitectura humana. Al explorar la ciudad los hombres son capaces de aprender la historia de los Antiguos interpretando los magníficos murales de jeroglíficos. Los Antiguo llegaron a la Tierra poco después de que la Luna se formase a partir e la Tierra, y fueron los creadores de la vida. Construyeron ciudades con la ayuda de los Shoggoths, unos seres creados para realizar cualquier tarea, capaces de asumir cualquier forma. A medida que exploran más edificios, se revela una fantástica visión de la historia, incluyendo los conflictos de los Antiguos con las Semilla estelar de Cthulhu y los Mi-go llegados a la Tierra después de los Mi-go. Los jeroglíficos muestran además una degeneración de la civilización de los Antiguos, que se incrementaba según aumentaba su dependencia de los Shoggoths. A medida que más recursos se dirigían a mantener el orden, los jeroglíficos se volvían más primitivos. Los murales aluden también a un mal sin nombre que provocaba un gran temor. Con el tiempo, la Antártida se volvió inhabitable para los Antiguos que tuvieron que emigrar al gran océano subterráneo.

Los dos exploradores, Dyer y el estudiante, se dan cuenta que no están solos en la ciudad. Los especímenes de Antiguos perdidos han regresado a la vida, son los culpables de la matanza de la base de Lake, y luego regresaron a la ciudad. Dyer y Danforth descubren las huellas de los Antiguos durante su exploración, así como los restos de los cuerpos del hombre y el perro desaparecidos.

A medida que avanzan por la ciudad, son atraídos por una gran entrada, una apertura a un túnel que lleva a la región subterránea descrita en los murales. Según descienden encuentran nuevos horrores: la evidencia de un Antiguo que ha sido asesinado, y de unos pingüinos gigantes albinos que deambulan pacíficamente. En ese túnel se encuentran con una masa negra burbujeante, que es identificada como un Shoggoth. Por fortuna escapan salvando sus vidas. En el avión, sobrevolando la meseta, Danforth mira hacia atrás y ve algo que le hace perder la cordura. Se niega a decir a nadie incluso a Dyer que es lo que ha visto, aunque da a entender que tiene algo que ver con aquello que temían los Antiguos.

El Profeosr Dyer deduce que los Antiguos y su civilización fueron destruidos por los Shoggoths, que a su vez fueron sus creaciones. Los Shoggoths deberían haber sobrevivido hasta ahora alimentándose de los gigantescos pingüinos desde hace millones de años. Ruega a los responsables de la siguiente expedición que se mantengan alejados de cosas que no deberían ser molestadas.

Inspiración

Lovecraft tuvo un interés permanente en la exploración del Antártico. Según el biografo S.T.Joshi Lovecraft estuvo fascinado por el continente Antártico desde los 12 años por lo menos. Cuando tenía unos 9 años Lovecraft, inspirado el libro de W.Clark Russell The Frozen Pirate, escribió varios cuentos ambientados en la Antártida.

En la década de 1920, S.T.Joshi escribió en The Annotated Lovecraft que Lovecraft consideraba la Antártida "una de las últimas regiones inexploradas de la tierra, donde grandes extensiones de territorio nunca habían sido pisadas por pies humanos. Mapas contemporáneos del continente muestran un gran número de zonas en blanco, y Lovecraft pudo ejercitar su imaginación para llenarlos... sin temor a una contradicción inmediata"

La primera expedición de Richard Evelyn Byrd tuvo lugar entre 1928-1930, justo el periodo anterior a la escritura de la novela, y Lovecraft mencionó al explorador en varias de sus cartas, remarcando que los "geólogos de la expedición de Byrd han encontrado fósiles que indican un pasado tropical". De hecho, la expedición de la Universidad de Miskatonic fue planificada después de la expedición de Byrd.

Lin Carter sugiere en A Look Behind the Cthulhu Mythos que una de las inspiraciones de En las Montañas de la Locura fue la propia hipersensibilidad de Lovecraft al crio, como evidencia un incidente en el que Lovecraft se derrumbó en la calle y fue llevado inconsciente a una droguería, porque la temperatura bajó de 60ºF a 30ºF (de 15ªC a -1ºC). El odio y horror que el frio extremo le provocaba fue trasladado a su escritura, escribió Carter, y en las páginas de las Montañas transmite la sensación de ahogo causada por las temperaturas bajo cero de una manera que ni siquiera Poe pudo sugerir

Joshi cita además una de las fuentes literarias más famosas de Lovecraft, la novela de Edgar Allan Poe Las aventuras de Arthur Gordon Pym de Nantucket, cuya conclusión se encuentra en la Antártida. Lovecraft cita dos veces esa historia enigmática y perturbadora en su propia historia, y explícitamente toma prestada la misteriosa frase Tekeli-li de la obra de Poe. En una carta dirigida a August Derleth, Lovecraft escribió que estaba intentando lograr un final que tuviese un efecto similar al conseguido por Poe con Pym.

Otra fuente de inspiración para En las Montañas de la Locura es la obra de Edgar Rice "Burroughs' At the Earth's Core(1914)", una novela que plante una raza reptil muy inteligente, los Mahar, que viven en la tierra hueca. El crítico William Fulwiler escribió "Tenga en cuenta las similitudes de los Mahar de Burrough con los Antiguos de Lovecraft, ambos son descritos con simpatía a pesar de su mal trato dado al hombre". "Ambos son alados, palmípedos, razas dominantes, ambos son científicos avanzados con talento en la ingeniería genética y la arquitectura. Y las dos razas tratan a los humanos como ganado". Ambas historia señala Fulwiler, implican radicales técnicas de perforación, los humanos diseccionados por los especímenes no humanos. Los Mahar de Burrough incluso emplearon una especie conocida como Sagoths, posiblemente la inspiración a los Shoggoths de Lovecraft.

Otra posible fuente de inspiración incluyen la obra de A.Merrit "The People of the Pit", cuya descripción descripción de una ciudad subterránea en Yukon tiene cierta similitudes con los Antiguos de Lovecraft, y la historia de Metcalf Roof "A Million Years After", una historia sobre dinosaurios que eclosionan de huevos después de millones de años para aparecer en Noviembre de 1930. En una carta a Frank Belknap, Lovecraft declaró que la historia de Metcalf Roof era una versión barata y simplista de una idea que había tenido años antes, y Joshi sugiere que puede provocar a Lovecraft para que escribiese su propia historia sobre el "despertar de entidades provenientes de la historia más oscura de la Tierra"

Joshi cree que el título podría haber creado a partir de una línea de una historia corta de Lord Dunsany "The Hashish Man": "Y por fin llegó a las colinas de marfil que eran llamadas las Montañas de la Locura..."

El relato La Ciudad sin Nombre de Lovecraft, que también trata sobre la exploración de una antigua ciudad subterránea aparentemente abandonada por sus constructores no humanos, es un claro precedente para En las Montañas de la Locura. En ambas historias los exploradores utilizan las obras de arte habitantes no humanos para deducir la historia de su especia.

En cuanto a los detalles de la Antártida, la descripción del autor de algunos paisajes está inspirada en las pinturas de Nicholas Roerich y las ilustracions de Gustav Dore de las que se hace referencia en varias ocasiones durante la narración

Detalles

La historia fue rechazada por el editor de Weird Tales debido a su longitud.

Conexiones con otros relatos de Lovecraft

Existen múltiples conexiones con otras historias de Lovecraft

Personajes principales

Los personajes principales de la historia son William Dyer, Danforth, Frank H. Pabodie, Profesor Lake y Profesor Atwood

Fragmentos

  • Referencia a la obra de Edgar Allan Poe

Danforth era un gran lector de libros fantásticos y nos había hablado mucho de Poe. Yo mismo me sentí interesado a causa de la escena antártica de la única novela corta del poeta: Las aventuras de Arthur Gordon Pym.[...] pero Danforth había sugerido una vez que Poe había debido recurrir a unas fuentes muy poco conocidas cuando estaba escribiendo Las aventuras de Arthur Gordon Pym

  • Tekeli-li

gritan las aves gigantes, blancas como espectros, de aquellas malignas regiones antárticas: ¡Tekeli-li! ¡Tekeli-li!. Esto, debo admitirlo, es lo que creímos oír en aquel grito que venía desde esa niebla blanca [...] De nuevo volvió a oírse el grito sobrenatural: ¡Tekeli-li! ¡Tekeli-li!. Y al fin recordamos que los shoggoths, habiendo recibido de los Antiguos vista, pensamientos y órganos plásticos, y sin otro lenguaje que aquel representado por los grupos de puntos, no tenían tampoco otra voz que las de sus amos desaparecidos.

  • Referencia a las obras de Roerich

Fue el joven Danforth quien nos hizo notar las curio¬sas regularidades que coronaban las montañas más altas. Como Lake había mencionado en sus mensajes, estas regularidades parecían ser unos bloques cúbicos, y justificaban de veras que se los comparara con las visiones de unos templos primitivos en ruinas o las nubladas cimas asiáticas tan sutil y curiosamente pintadas por Roerich. Había de veras algo muy similar a las obras de Roerich en estas tierras misteriosas

Dyer y Pabodie han leído el Necronomicón; han visto las pesadillas pintadas por Clark Ashton Smith, basadas en el texto, y comprenderán que hablo de esos Antiguos

Herramientas personales